Atalaya Urbana

El crecimiento urbano, el aumento de la inseguridad y la falta de procesos de rendición de cuentas propician que la población se aísle de lo que pasa de sus puertas para afuera generando un desinterés por solucionar las problemáticas que “no le corresponden”.

¿Te ha pasado? Vas en tu carro y llegas a un cruce semaforizado, el problema es que ninguno de los semáforos funciona. Haces fila y cuando tienes oportunidad pasas. ¿Entonces qué haces? Sigues tu camino, o ¿crees que tienes una responsabilidad ciudadana de reportar el problema?

Si todos los que ven ese problema, pasan sin tomar acción, podría ocasionar que las autoridades no sepan lo que pasa y nunca lo arreglen, lo mismo pasa con un bache, nos quejamos del estado de las calles, o que un parque está descuidado, pero pocas veces pasamos a la acción de exigir a nuestras autoridades resultados. Lo más probable es que ni siquiera conozcamos el proceso para hacerlo.

Es por esto que vemos la necesidad urgente de realizar el proyecto de “Atalaya Urbana”, el cual está enfocado en renovar el tejido social para lograr y generar una cultura de participación social para lograr el pleno desarrollo de las comunidades dentro del marco del bien común. Para lograrlo se necesita de la participación de todos, en específico, de cada uno de los habitantes, para que puedan responder de forma ágil y coordinada frente a un hecho que ponga en riesgo las condiciones de bienestar de nuestras comunidades para el desarrollo de las comunidades y se exija a las autoridades correspondientes que asuman su responsabilidad. Esto va desde desperfectos en el alumbrado público, hasta hechos delictivos. 

¿Te sumas?

Algunos datos.

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, dentro de su reporte mensual a abril de 2020, nos muestran que la incidencia delictiva a nivel nacional fue de 111,574 casos, o lo que es igual a 3,669 casos por día durante el mes de abril de 2020, esto es igual a un decremento del 33.87% en comparación con abril 2019 explicado ampliamente por la contingencia sanitaria a causa del COVID-19. 

Jalisco se encuentra como la tercera entidad con más reportes con 8,527, sólo detrás de Ciudad de México y el Estado de México. Si lo vemos por presuntos delitos por cada 100 mil habitantes, Jalisco registra 101.4 a abril 2019. El índice de Estado de Derecho en México 2019-2020 realizado por la asociación World Justice Project, nos ofrece una perspectiva de la realidad de los Estados de la República. El índice mide 8 indicadores a través de preguntas realizadas a: la población en general, a expertos en la materia y datos obtenidos de fuentes terceras (INEGI, ENVIPE). En la calificación en general Jalisco ocupa el lugar 26 de 32, manteniendo la misma posición que en 2018. En materia de Orden y Seguridad, obtuvo una puntuación de 27% (13 puntos porcentuales menos que en 2018), y se encuentra 10pts por debajo del promedio nacional, en la posición 22 de 32. La seguridad (y la percepción de ésta), se ha deteriorado de forma considerable dentro del Estado y el país. 

La fragilidad económica nacional se ve ampliamente afectada por la contingencia sanitaria, la cual ha provocado el cierre de 9,984 empresas hasta mayo 2020, acorde a los datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y falta esperar las cifras para la economía informal que se encontraban en 1.7 millones hasta marzo de 2020. El sustento de millones de mexicanos se ve afectado ante tal situación y es una antesala para que los índices de criminalidad incrementen de forma exponencial en el país. 

Ante esta inminente ola de violencia, hoy más que nunca, es imprescindible que los ciudadanos cerremos filas y permanezcamos unidos contra la delincuencia y el crimen organizado desde nuestros hogares, colonias, fraccionamientos, edificios, lugares de trabajo, y realicemos mancuerna con el Estado para fortalecer la seguridad de nuestros espacios. 


1 Los delitos que se contabilizan en este índice son: Homicidio doloso (Delitos), Homicidio Doloso (Víctimas), Feminicidio, Secuestro, Extorsión, Robo a casa habitación, Robo de vehículo automotor, robo a transeúnte, resto de los robos, Violencia familiar, trata de personas, narcomenudeo y resto de delitos. 

2 Límites al poder gubernamental, Ausencia de corrupción, Gobierno abierto, Derechos fundamentales, Orden y Seguridad, Cumplimiento regulatorio, Justicia Civil y Justicia penal.