Nuestros ancestros (4): Pensamientos finales

J. Francisco Macías C.

Durante este mes de agosto hemos dedicado nuestros escritos a analizar algunos puntos relevantes de la forma en que tratamos a aquellos que nos precedieron y que aún están en el mundo, con muchas necesidades y con mucho que aportar para construir un mundo mejor. Además de otras actividades que hemos realizado (como la visitas y colecta de despensas para asilos de ancianos), estos escritos buscan poner una parte de lo que nos toca como parte de la construcción de una sociedad más justa y más solidaria.

Siendo este la última entrada al respecto, quiero enfocar mis pensamientos en un punto grave de la atención de los adultos mayores: las políticas públicas. No pretendo ser un experto en gobierno o administración pública, sino un simple ciudadano que le preocupa la existencia de mecanismos institucionales que permitan el cuidado sistemático de los adultos mayores. 

Por supuesto que creo que es muy importante que todas las personas sean previsoras y guarden recursos para su vejez, y también que las familias sean solidarias para cuidar a aquellos que los criaron. Igualmente, esta interrelación es la que permitiría que las enseñanzas de los mayores permanezcan y formen un pueblo con memoria que camine con seguridad y esperanza hacia un futuro mejor. Sin embargo, en este ideal quedan muchos elementos al azar de la historia: ¿qué pasa si los ahorros de una persona están en una institución bancaria que se va a la quiebra, como Banco Famsa hace algunas semanas[1]? ¿Y qué sucede cuando una persona se queda sin descendencia por la enfermedad, el crimen organizado, o simplemente por situaciones de vida?

Claramente tenemos que trabajar para que se consolide una sociedad más justa y más humana, donde la misma comunidad de manera libre y generosa cuide a aquellos que están en mayor necesidad, sin importar sus antecedentes; y para ello debemos establecer instituciones que vayan orientando a la sociedad a que cumpla con estos objetivos. Y no me refiero a contratar más burocracia o destinar más presupuesto, sino simplemente crear normas pedagógicas y orientar las instituciones que ya tenemos a estos objetivos.

Dicho lo anterior, creo que es relevante ejemplificar con un caso real. El gobierno federal ha establecido el “Programa para el bienestar de las personas adultas mayores”, el cual consiste en entregar $1,275 pesos mensuales que serán entregados bimestralmente[2] e incluso se añadieron a la constitución[3]. En algún momento escuché que eran una gran idea, porque entonces estas personas tenían algo que aportar a sus hogares y eran menos propensos a ser abandonados por sus familiares, pues ya no eran una carga sino que tenían $1,275. 

Además que esta cantidad es irrisoria, ¿de verdad queremos crear y mantener una sociedad donde los adultos mayores son conservados dado que significan un ingreso adicional al hogar? Definitivamente, aún y cuando la lógica que mencioné en el párrafo anterior no hubiera sido la realidad, ¿No se ha considerado la posibilidad de que simplemente darles dinero puede resultar en que lo malgasten o que se los roben (incluso sus mismos familiares)? ¿No valdría la pena destinar ese presupuesto, por ejemplo, a programas de alimentación, salud y recreación para adultos mayores? 

El punto de fondo al que quiero llegar es que todas las buenas intenciones y reflexiones, o incluso las acciones que hagamos en beneficio de unos cuantos adultos mayores, no solucionarán el problema si no van acompañadas de cambios legislativos y administrativos al respecto. Aunque queramos evitarlo, la única forma de construir un mundo mejor para nuestros ancestros (y para nosotros, si es que llegamos a esa edad) es a través de la acción y participación política.

Imagen: https://presidente.gob.mx/programa-de-pension-para-el-bienestar-de-las-personas-adultas-mayores/

[1] https://lasillarota.com/dinero/sistema-bancario-en-riesgo-tras-quiebra-de-famsa-y-debilitada-cnbv-bancos-banco-famsa-famsa-dinero/426212

[2] https://www.gob.mx/bienestar/acciones-y-programas/programa-para-el-bienestar-de-las-personas-adultas-mayores

[3] https://www.eluniversal.com.mx/nacion/programas-sociales-la-constitucion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s