Aborto y solidaridad

Por José Francisco Macías Calleja

Hoy la Suprema Corte de Justicia de la nación está perfilada para decidir sobre la omisión del Congreso del Estado de Veracruz de legislar en materia de aborto. De aprobarse el proyecto del Ministro González Alcántara, se obligaría al poder legislativo de una entidad federativa soberana a modificar sus leyes despenalizando el aborto.

El asunto tiene muchas aristas desde la cual puede ser abordado. Hay posturas que parten de temas constitucionales (por ejemplo, ¿es democrático que un conjunto de jueces no electos decidan las leyes de un Estado soberano en la federación?), otras que llegan a lo banal (por ejemplo, la conveniencia de los grupos pro-aborto para aceptar la decisión de un ministro de la corte varón cuando las favorece, mientras niegan la opinión de cualquier hombre en el tema del embarazo).

En este contexto, quiero abordar el tema más bien desde la perspectiva de la alternativa solidaria que postula Proyecto Patriota. Este punto de partida busca enfocarse en la centralidad de la persona y en la implementación de políticas públicas que sean más favorables a su desarrollo integral, buscando el bien común. 

Con esto en mente, me queda claro que las aristas referidas anteriormente son en realidad un abordaje estéril en miras a generar mejores condiciones de vida para todos. El problema de raíz es que el centro de este debate se encuentra en el planteamiento ideológico de que el aborto es un derecho humano; y aún peor, frente a esta idea los grupos pro-vida han caído en el fútil debate ideológico.

Y es que parece que no nos damos cuenta que la verdadera problemática es realmente una cuestión social, de mejorar la vida para las mujeres en general y las madres en particular para evitar que el aborto sea una opción. Por ejemplo, activistas de las mal llamadas “Católicas por el Derecho a Decidir” refieren que la búsqueda del aborto busca permitir que niñas puedan acceder al aborto por violación, considerando que en 2015 hubo 400 niñas en esta situación y a las que se impidió hacerlo por la constitución de Veracruz y la objeción de conciencia de los médicos [1]. Este solo planteamiento me hace dudar de la honestidad de este grupo: ¿Por qué se busca que esas niñas puedan abortar, en lugar de más bien proveerles de condiciones en que no sean violadas? ¿Por qué el énfasis está en terminar el embarazo en lugar de procesar a los violadores? La preocupación no son las niñas ni sus derechos, sino el avance de una agenda ideológica.

La alternativa solidaria busca atacar las raíces del problema y mejorar la vida de todos, pues el centro del debate es el bienestar de la persona y no simples ideologías. En lugar de promover el aborto con batallas legales de muchos años, el enfoque debería ser en muchos otros factores, por ejemplo:

  • Combatir la producción de pornografía, que está conectada con redes de trata de personas que promueven y facilitan la violación [2];
  • Combatir el consumo de pornografía, que banaliza las relaciones humanas, cosifica a las mujeres, e incentiva el inicio precoz de la vida sexual sin condiciones adecuadas;
  • Aumentar y facilitar la protección de mujeres en situación de violencia de cualquier tipo;
  • Mejorar los protocolos de atención, persecución y sanción de los delitos sexuales (como la violación);
  • Promover leyes de protección al embarazo vulnerable, dando apoyo económico, psicológico y de reintegración social a las madres y sus hijos; y
  • Facilitar los procesos de adopción para asegurar que se subsane el derecho de los huérfanos a una familia.

Creo que le haría mucho bien a la sociedad que las personas que promueven el aborto cayeran en cuenta que hay mejores caminos para asegurar el bienestar social que la aprobación del aborto. Igualmente, creo que también es sano decir la verdad, y podría ser adecuado que algunos aceptaran que persiguen esta aprobación sólo por motivos ideológicos y no por mejorar la vida de las personas.

De una forma u otra, pase lo que pase hoy en la Corte, el abordaje de la alternativa solidaria no termina hoy, sino que es una lucha continua por conseguir el bien común. 

Edición: Enrique Macías

Imagen: Ciudad Trendy

[1] https://www.animalpolitico.com/2020/07/corte-despenalizacion-aborto-veracruz-ola-verde/

[2] http://es.ftnd.org/los-secretos-negros-de-la-industria-porno/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s