George Floyd y Giovanni López: ¿Qué hacemos?

Por J. Francisco Macías C.

El asesinato de George Floyd a manos de un policía en Estados Unidos conmocionó al mundo. Se generaron manifestaciones masivas a lo largo de ese país y en muchas otras ciudades fuera de él (Sidney, Londres, Ottawa…), todas pidiendo justicia y con la consigna “las vidas negras importan”[1]. El nivel de enojo de la comunidad incluso pareció justificante de actos vandálicos en muchos puntos, como el saqueo e incendio de Autozone y Target en Minneapolis[2]; mientras en redes sociales los activistas de sillón publicaban simplemente cuadros negros en sus cuentas para visibilizar el problema (aunque después ya nadie se puso de acuerdo si era buena idea o no hacerlo así). En el caso concreto de México, muchos influencers (muchos también activistas de sillón) publicaron críticas a la sociedad mexicana y cómo el racismo en México está representado por decirle “negrito” a tu compañero de salón.

Posteriormente, en México explotó el caso de Giovanni López, quien falleció mientras estaba en custodia de la policía de Ixtlahuacán de los Membrillos, detenido supuestamente por no llevar cubrebocas[3]. Igual que en el caso de Estados Unidos (pero a un menor nivel) hubo protestas en Guadalajara que desembocaron en la destrucción de oficinas y patrullas en el centro de la ciudad e incluso en un policía quemado por “manifestantes”. 

El homicidio de una persona en manos de aquellos que han jurado proteger a la sociedad es una tragedia para la humanidad en su conjunto y un crimen que debe ser perseguido y castigado. Es fundamental que estos casos sean abordados de manera humanista, madura y seria… Pero tristemente el revuelo social de las situaciones de las últimas semanas muestran que nuestras comunidades reaccionaron de manera sentimentalista, eufórica y sensacionalista; en muchos casos, con el objetivo de obtener un fin político en lugar de justicia verdadera. Por ello, quiero poner sobre la mesa dos puntos que me parecen importantes para poder resolver de manera más adecuada los problemas que se nos presentan.

En primer lugar, debemos tomar conciencia de que el “buenismo social” de los activistas de twitter nunca resolverá los problemas a que nos enfrentamos y sólo nos enfrentará entre nosotros. Me llama poderosamente la atención que muchos influencers hayan aprovechado para pontificar sobre la inclusión social desde sus cuentas de Instagram, careciendo totalmente de legitimidad y conocimiento para hacerlo. Por ejemplo: aunque no me parezca adecuado que el grave tema de la brutalidad policiaca del caso de Floyd se haya convertido en una demanda racial (llegando al extremo de tener a personas de piel blanca pidiendo perdón de rodillas a personas de piel negra por crímenes que ni las primeras habían cometido ni las segundas habían sufrido[4]), soy consciente de que el tema racial en ese país es muy complejo, con raíces desde antes de su independencia, pasando por el siglo pasado con la segregación racial, y terminando con ramificaciones hasta nuestros días[5]; y, reconociendo que soy verdaderamente ajeno a este contexto, considero que no es mi papel bajo ninguna circunstancia dar clases a los estadounidenses al respecto de cómo afrontar sus traumas nacionales históricos. De la misma manera, está totalmente fuera de lugar que intentemos importar estos complejos raciales a México de manera esquizofrénica. En mi opinión, nuestro país tiene otro tipo de problemas (mucho más relacionados con el clasismo), los cuales deben ser abordados de manera muy diferente.

YouTube “White people kneel, ask forgiveness from the black community in Third Ward pt. 2” (KPRC 2 Click2Houston)

En efecto, a pesar que ciertamente hay que reconocer y señalar aquellas cosas que están mal, limitarnos a criticar a los demás desde un pedestal de superioridad, sin tener conocimiento de causa para proponer y tomar acciones de verdadera mejora social nunca resolverá los problemas reales de nuestras comunidades. Seamos sinceros: un mexicano publicando un cuadrito negro o una historia de Instagram con quejas raciales simplemente se le está dando una aspirina a su conciencia, no está luchando contra la inequidad.

En segundo lugar, me parece que el foco de las protestas se desvía de actos malos concretos y definidos para abstraer una culpa colectiva muchas veces sin sentido. ¿Cómo pasamos de la culpa de algunos policías criminales a tener la iniciativa de quitarle recursos a las fuerzas de seguridad[6]? ¿Cómo fue que la culpabilidad de policías en un municipio de Jalisco terminó con la destrucción de oficinas en el centro de la capital? ¿Por qué hacemos responsable a todo un gremio de los crímenes de algunos de sus miembros? Parece que estamos olvidando que por justicia básica, las culpas no pueden asignarse a contentillo, de manera sentimental. Igualmente, tampoco estamos siendo conscientes que hay intereses que están encaminando la indignación social justificada en golpes a adversarios políticos en el teatro del siglo XXI. Mientras no tomemos en cuenta estos dos elementos, nunca resolveremos los problemas de fondo, porque siempre estaremos traspolando culpas y problemas de manera injustificada. 

Los asesinatos de George Floyd y Giovanni López son crímenes graves, que no pueden ni deben quedar impunes por el hecho de haber sido cometidos por oficiales de seguridad; pero las clases de cómo ser buenos a través de redes sociales difícilmente servirán para algo, y el “buenismo social” convierte a los activistas de sillón en tontos útiles de intereses políticos siniestros. La alternativa solidaria entre la impunidad y el castigo social tiene que ver con un abordaje humanista, maduro y serio; en el cual necesitamos enfocar nuestra sed de justicia hacia aquellos que sean responsables y en mejorar aquellos elementos estructurales que pudieron dar lugar al crimen; buscando una sociedad más justa y más humana.

Imagen: YouTube “White people kneel, ask forgiveness from the black community in Third Ward pt. 2” (KPRC 2 Click2Houston)

[1] https://www.trt.net.tr/espanol/mundo/2020/06/06/expanden-a-todo-el-mundo-las-manifestaciones-del-asesinato-de-george-floyd-1430703

[2] https://www.dallasnews.com/espanol/al-dia/noticias/2020/05/28/video-protestas-en-minneapolis-prenden-fuego-autozone/

[3] https://cnnespanol.cnn.com/video/caso-giovanni-protestas-enrique-alfaro-detenidos-policia-municipal-protestas-fiscalia-live-belen-zapata-perspectivas-mexico/

[4] https://www.youtube.com/watch?v=FNFCTPvcGjw

[5] https://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/fabio-martinez/george-floyd-columna-de-fabio-martinez-502906

[6] https://www.theguardian.com/us-news/2020/jun/05/defunding-the-police-us-what-does-it-mean

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s