La Alternativa

Por J. Francisco Macías C.

Desde la llegada de la contingencia a causa del coronavirus, se han puesto sobre la mesa del debate público un sinfín de preguntas que buscan entender lo que será de nosotros cuando pase (o cuando menos se controle) el caos al que nos enfrentamos. El mundo es prácticamente unánime en señalar que las cosas nunca volverán a ser como antes. Igualmente, en muchos otros espacios se ha puesto de manifiesto que la alternativa es “adaptarse o extinguirse”[1], y concuerdo totalmente con ellos.

Como toda situación de la vida, este contexto ha sido aprovechado por personas de todos los espectros políticos e ideológicos para impulsar su forma específica de ver el mundo y avanzar su agenda. Algunos dan por muerto el “modelo neoliberal” y establecen propuestas de “nueva política económica”[2]. Otros más, fueron beneficiados por el contexto y han visto crecer sus fortunas de forma brutal[3]. Sin embargo, considero fundamental repensar, analizar y prevenir la realidad a la que en un futuro nos enfrentaremos.

Con esto en mente, considero que vale la pena hacer un examen de conciencia sobre qué es lo mejor. Ciertamente, no podemos caminar hacia un modelo económico totalmente liberal, sin más reglas que el sentir del mercado; pero tampoco pensar en que el Estado deba tomar en sus manos el poder supremo de nuestras vidas. Ambos planteamientos han resultado en catástrofes: ya sea en el totalitarismo nazi y comunista que se vivió en gran parte de Europa en el siglo pasado, o la vorágine libertaria que olvida a quienes más sufren y necesitan un acercamiento solidario de su comunidad. Necesitamos una alternativa que priorice a la persona (que no está presente en estos dos planteamientos): una alternativa solidaria.

Justamente esta última idea es la que parece arrojar más luz sobre lo que queremos en un mundo post-cuarentena: fortalecer el sentido comunitario, en donde las personas convivan de manera solidaria buscando que nadie se quede atrás y que todos logremos encontrarnos acogidos en este mundo que es de todos. Desde Proyecto Patriota queremos aportar en esta reflexión, con propuestas serias que puedan servir como punto de partida para la construcción de un mundo mejor.

Es importante señalar que la idea de una alternativa solidaria parte de varios presupuestos filosóficos, sin los cuales no se entendería el sentido de las propuestas que se establecerán. Este marco conceptual podemos resumirlo principalmente en lo siguiente:

1. Realismo. Entendido no como un simple pragmatismo, sino con miras más amplias. Se trata de comprender que existe una verdad objetiva, y que debemos abordarla como tal. Naturalmente, esta verdad despertará reacciones subjetivas, pero eso no resta un ápice su objetividad cuando se aborda con rectitud de mente. Este punto es muy relevante, pues tal como en el caso de la torre de Babel, será imposible construir un espacio común si nos negamos siquiera a entender qué significa “espacio” o “común”.  

2. Humanismo. El ser humano debe ser entendido en su individualidad, no solamente como miembro de un colectivo. La persona tiene un aspecto espiritual que no puede ignorarse, con sus propias inquietudes, preocupaciones y sueños. El sentido de comunidad debe llevar a que éstos sean atendidos de mejor manera por el individuo, pero nunca ignorados. El ser humano nunca será un medio sino siempre un fin.

3. Solidaridad. Que consiste en ayudar al prójimo en tanto cuanto sea necesario procurando las condiciones que le permitan obtener lo que les corresponde. Más que el apoyo del gobierno o las grandes empresas, es necesario que las personas se aproximen a aquellos que tienen más cerca.

4. Comunidad. Es el espacio inmediato de la persona: su colonia, su trabajo, su municipio… La construcción de un país mejor comienza desde el punto más simple de la estructura social.

5. Participación. La solidaridad en sentido amplio no puede quedarse en un ámbito de bienestar inmediato, sino en el contagio del ansia de bienestar comunitario a más personas. Y esto sólo puede lograrse con el involucramiento en el debate público.

En este contexto presentaremos en este espacio varios escritos que abordarán temas diversos (desde educación hasta ecología, desde seguridad hasta economía) que consolidan los pensamientos de una alternativa solidaria para construir una comunidad mejor para todos en esta nueva realidad.

Edición: Alfonso Esquer

Imagen: El País

[1] https://elfinanciero.com.mx/opinion/enrique-quintana/adaptarse-o-extinguirse

[2] https://www.eluniversal.com.mx/nacion/amlo-comparte-ensayo-la-nueva-politica-economica-en-los-tiempos-del-coronavirus

[3] https://www.businessinsider.es/jeff-bezos-va-camino-convertirse-2026-primer-billonario-historia-641485

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s