Depende si lo califica un partidario o un contrario, pero los apodos de Anaya vacilan entre “El Chico Maravilla” y “El Cerillo”. Alguien que tuvo una carrera meteórica en el PAN hasta llegar a ser presidente del partido (1) y quien consiguió conformar la controvertida coalición Por México al Frente con el PRD y Movimiento Ciudadano —la que sus detractores dicen que está a sus pies (2)—, puede ser calificado como un tipo pragmático, sin escrúpulos, el destructor de la institucionalidad panista… Pero ciertamente no es estúpido, sino un político tenaz, inteligente, duro de roer.

Con Ricardo Anaya podríamos pensar que los resultados llegarán… Pero tenemos que tener cuidado en el cómo.

            Sin embargo, Anaya es sólo el representante de algunas fuerzas políticas. En cualquiera de los casos, lo más importante no es hacer campaña por un candidato u otro, sino conseguir que gane quien gane, se continúe trabajando por un México en donde exista verdadero bien común. En este orden de ideas, el punto fundamental es cuestionarnos qué sucedería si Anaya triunfa en la arena electoral en el año 2018.

            En opinión de quien escribe, el tema que debe cuidarse con Ricardo Anaya es su pragmatismo. Ciertamente, conseguirá lo que se proponga, de manera estructurada, seria y concreta, aunque no parece que le importaría demasiado el fondo de las cosas. Así como sabemos que es inteligente, no podemos negar que ignoró el fondo de la doctrina de Gómez Morín y González Luna para conformar la coalición de partidos que ahora representa. La ciudadanía debe tener especial cuidado con Ricardo Anaya en el cumplimiento de su agenda, para que coloque como prioridad los principios fundamentales que inspiran y mueven al pueblo mexicano.

            Efectivamente, así como la propuesta del ingreso básico universal (3) suena peligrosamente lejana de la visión del PAN (que entiende el Estado como subsidiario de la sociedad civil, no paternalista), es de gran importancia que, si Anaya llega a ganar, todos los ciudadanos revisen con detenimiento la forma de implementación de sus propuestas, a fin de asegurar que no se pongan en juego elementos cruciales del Estado mexicano moderno. Con Ricardo Anaya podríamos pensar que los resultados llegarán… Pero tenemos que tener cuidado en el cómo.

J. Francisco Macías C.

(Edición: Frida F. Ahumada Loza)

(1) http://www.eluniversal.com.mx/articulo/nacion/politica/2015/12/28/perfil-ricardo-anaya-cortes & http://www.milenio.com/politica/perfil_ricardo_anaya-ricardo_anaya-presidente_nacional_pan_0_573542820.html

(2) http://www.proceso.com.mx/514470/por-mexico-al-frente-los-pies-de-anaya

(3) http://www.animalpolitico.com/2017/11/anaya-ingreso-basico-universal/

Anuncios