Hace algunos meses, el Partido Acción Nacional sufrió una ruptura importante cuando Margarita Zavala decidió renunciar para buscar una candidatura independiente a la presidencia. Efectivamente, la decisión de Zavala no solamente resultó en debilitar la imagen del frente nacional opositor (PAN, PRD, y MC), sino que además polarizó los intereses dentro de su partido.

¿Debemos eliminar a los independientes y aumentar las afiliaciones partidistas? Por supuesto que no.

El tema relevante, más allá de los desarrollos posteriores que ha tenido este asunto, es el voluntarismo dentro de la política mexicana que cada vez está tomando más fuerza. No importan los principios, no es suficiente el amor por México o el proyecto de nación: lo relevante es el poder y la forma de llegar a él.

Los independientes que contienden por un puesto de elección popular claramente son un avance de la democracia, pero también están siendo utilizados por políticos pragmáticos para conseguir oportunidades que no podrían conseguir dentro de estructuras partidistas.

Son claros los efectos nocivos en la democracia que tienen este tipo de actitudes por parte de la clase política, como defraudar a la población que espera algo diferente de los independientes o quitar el contenido doctrinal de las estructuras políticas —que, en teoría, lo establecen los partidos—. Sin embargo, también es relevante considerarlo como algo sintomático: los partidos políticos se están quedando sin bases y se están alejando más que nunca de la ciudadanía.

¿A qué nos referimos con esto? ¿Debemos eliminar a los independientes y aumentar las afiliaciones partidistas? Por supuesto que no. Lo verdaderamente importante es conseguir que la gente participe, de manera activa y consciente, en los procesos democráticos. Que se cuestione a los actores de sus intereses y planes, que se ponga en aprietos a quienes hacen del real politik su modo de operación. Es necesario contrarrestar el voluntarismo político desde la ciudadanía.

J. Francisco Macías Calleja

(Edición: Frida F. Ahumada Loza)

(Imagen: Animal Político)